Vida y aborto VII.

Hoy hacemos la última entrega sobre este tema y con él hemos dado el libro entero, que contiene 20 capítulos

Capítulo XIX

La despenalización del aborto lo aumentaría hasta en un 70%
La activista pro vida y ex funcionaria de la Organización de Las Naciones Unidas (ONU), Amparito Medina, aseguró que si se despenaliza el aborto, esta práctica podría aumentar en el país hasta un 70% en los primeros años.

Durante una rueda de prensa realizada en la Casa de la Juventud para anunciar la conferencia “La Verdad Detrás de la Ideología de Género”, Medina destacó que en la actualidad este tipo de práctica se está utilizando como un negocio a nivel mundial.

“España empezó a realizar abortos de forma legal hace aproximadamente 10 años, en ese momento, allá se realizaban de 6 a 8 mil abortos clandestinos, y actualmente, en ese país se realizan 113 mil abortos al año, siendo la mayoría entre adolescentes. Tenemos casos en los que se han practicado diez y hasta 14 abortos”.

Asimismo, agregó que la iniciativa de las empresas de repartir preservativos a los jóvenes los incita a tener relaciones sexuales, lo que tendrá como resultado un embarazo no deseado y un posterior aborto. Señaló que se promueven las relaciones sexuales entre niños de doce años y así garantizan clientes desde los doce años hasta los 70 u 80 años.

Medina dijo que muchos organismos internacionales presionan a la República Dominicana para que sean modificadas las leyes que contemplan la protección de la vida desde la concepción hasta la muerte natural, el matrimonio entre un hombre y una mujer y los derechos de los padres sobre la educación de sus hijos, pero aseguró que eso no se debe permitir.

“El aborto legal o ilegal es lo mismo, en los dos casos se está asesinando la vida de un ser humano. El aborto clandestino existe porque son las organizaciones que traen los productos para poder realizar abortos en hospitales y clínicas”, expresó Medina.
Aseguró que la ideología de género lo único que hace es destruir la familia, la vida de los jóvenes y provocar muerte de miles de mujeres.

“Nosotros debemos dejar de tomar el tema de la sexualidad como si fuera un tabú, las familias deben tocar ese tema de forma usual en los hogares e implementarle a sus hijos un plan de vida para que las ganas de tener relaciones sexuales se controlen”, puntualizó la activista.

Junto a Medina se encontraban también Zeira Becerra, ex empleada de una clínica de abortos en Estados Unidos, quien ahora lidera una institución que brinda ayuda adolescentes embarazadas.

Becerra dijo que invita a cualquier persona que defienda el aborto a presenciar uno. Señaló que los que promueven estas políticas inician despenalizando el aborto, en algunos casos, pero luego continúan ampliando el espectro. Señaló leyes que plantean el llamado período de gracia que significa que si un niño nace con malformación los padres tienen hasta 30 días para decidir si lo matan o no.

También la selectiva que es en los casos de embarazos múltiples cuando se le da a la madre la posibilidad de matar uno de los bebés y dejar otros.

A su vez, Hilda Cid, conductora del programa Siguiendo sus Huella, de la parroquia El Buen Pastor, informó que la conferencia La verdad sobre la Ideología de género pondrá en evidencia que bajo la sombrilla de la ideología de género hay organismos internacionales que presionan para que sean modificadas las leyes…

Explicó que esas organizaciones tienen la finalidad de introducirse en todos los países de América Latina para que se practique el aborto legalmente, enfatizando que tratarán de denunciar todos los resultados negativos que tengan a su alcance.

Publicado por Santiago Benjamín De la Cruz, Listín Diario,
martes 12 de agosto de 2015.

Capítulo XX

Tres momentos de la Iglesia dominicana en defensa de la vida
Considero que, en la historia dominicana, los tres momentos más fuertes de la Iglesia en defensa de la vida son estos:

1. En el siglo XVI, la defensa de los indígenas por parte de los dominicos en la voz de Fray Antón de Montesinos, cuando clamaba en el Adviento de 1511 “Una voz grita en el desierto de esta isla. ¿Aquesto no son seres humanos?”.

Y fueron reprimidos por los colonizadores, expulsados y sufrieron mil calamidades. Fray Antón de Montesinos terminó en Venezuela. Ese hecho, junto a otros, sirvió de base para el establecimiento del derecho internacional de los derechos humanos.

La enorme estatua de Montesinos en el Puerto de Santo Domingo de cara al Mar Caribe y al mundo entero parece gritar todavía “¿Aquesto no son seres humanos?”

2. En el siglo XX, la defensa de la vida sobre todos los jóvenes ante la represión de Trujillo en la voz de los Obispos, a petición de las madres dominicanas de esa época, cuando decían en su Carta Pastoral de enero 1960: “Cada ser humano, aun antes de su nacimiento, ostenta un cúmulo de derechos anteriores y superiores a los de cualquier estado”. Entre ellos el derecho a la vida, junto a otros seis más que también enumeran: “En efecto, ¿a quién pertenece el derecho a la vida, bien radical, de todo ser que aparece sobre la faz de la tierra, sino únicamente a Dios, Autor de la vida?”.

Evidentemente, la fiera represión física y verbal del régimen de Trujillo, no tardó en llegar y duró hasta su muerte.
3. En el siglo XXI, la defensa de la vida frente a las leyes proabortista en la voz de los obispos, sacerdotes, diáconos, religiosa, laicos, movimientos e instituciones laicales, otras congregaciones cristianas e instituciones humanistas no laicales.
Igual que en el siglo XVI y XXI, los cañones de ataques contrarios tampoco han faltado. Con la particularidad de que han sido dirigidos casi única y principalmente a la Iglesia católica en la persona de sus obispos.

De nuevo, una voz grita en el desierto de esta isla, esta vez desde la garganta de nuestra constitución que clama en su artículo 37: “El derecho a la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte. No podrá establecerse, pronunciarse ni aplicarse, en ningún caso, la pena muere”.

Grito proclamado prácticamente 500 años después del de Montesinos, 1511, la constitución de la República Dominicana fue proclamada en 2010, el 26 de enero, justo el día del nacimiento de Juan Pablo Duarte.

CONCLUSIÓN Conozco personas que defienden algún tipo de aborto, con sinceridad, de buena voluntad, pero hay otras voces que son interesadas.

CERTIFICO que con esta publicación he entregado completo, literalmente mi libro VIDA Y ABORTO, capítulo tras capítulo.

DOY FE en Santiago de los Caballeros a los treinta y uno (31) días del mes de octubre del año del Señor dos mil dieciocho (2018).