En torno a la muerte de Monseñor Cedano.

Monseñor Pablo Cedano Cedano. F.E.

En la Homilía, que tuve la oportunidad de pronunciar a petición de Mons. Nicanor Peña en la Basílica de Higüey, el día del sepelio del cuerpo de Mons. Cedano, dije que la muerte es un acontecimiento que envuelve a muchas personas y grupos. En el caso de Mons. Cedano esas personas y grupos son familiares, locales, municipales, nacionales e internacionales: Así cité estos siete: su familia, la Sección de Santana, su Municipio de Higüey, la Diócesis de la Altagracia, la Arquidiócesis de Santo Domingo, parroquias en ambas Diócesis, la Iglesia Mundial.
He aquí escritos y cartas que reflejan la extensión y el cariño hacia Monseñor

Pablo Cedano:
1. En el periódico Camino Higüey dice adiós a Monseñor Cedano
“Higüey, República Dominicana. Con la presencia de obispos, sacerdotes, familiares y feligreses, fueron sepultados en la cripta de los Obispos en la Basílica Nuestra Señora de la Altagracia (Higüey), los restos de Monseñor Pablo Cedano Cedano, Obispo Auxiliar Emérito de la Arquidiócesis de Santo Domingo, fallecido ayer lunes 18 de noviembre, a los 82 años.

En la Eucaristía, presidida por Mons. Diómedes Espinal de León, Presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED) y Obispo de Mao-Montecristi, se leyeron las condolencias enviadas por el Papa Francisco, quien “ofrece sufragios por el eterno descanso del difunto prelado y otorga con afecto la confortadora bendición apostólica, como signo de fe y esperanza en el Señor resucitado”.

Durante la homilía de la misa exequial, Mons. Ramón Benito De la Rosa y Carpio, Arzobispo Emérito de Santiago de los Caballeros, además de valorar todo el trabajo pastoral de Mons. Cedano, recordó los inicios de su amistad y su acogida al llamado vocacional.

Sus familiares y allegados resaltaron las virtudes que distinguieron a Mons. Cedano durante su ministerio sacerdotal y episcopal, calificándolo como un buen pastor sencillo, humilde, entregado al servicio.

Monseñor Pablo Cedano nació el 25 de enero de 1936 en la Sección Santana del Municipio de Higüey. El 2 de julio de 1967 fue ordenado presbítero en la Diócesis Nuestra Señora de La Altagracia, Higüey, donde se desempeñó como Vicario de Pastoral y Vicario General. Fue ordenado Obispo el 6 de julio de 1996, en la Catedral Metropolitana Santa María de la Encarnación, y nombrado Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo.”

2. Conferencia del Episcopado Dominicano
Dirección de Comunicación y Prensa de la CED “Fallece S.E.R. Monseñor Pablo Cedano Cedano, Obispo Auxiliar Emérito de Santo Domingo”

La Conferencia del Episcopado Dominicano (CED) informa el fallecimiento de Monseñor Pablo Cedano Cedano, Obispo Auxiliar Emérito de la Arquidiócesis de Santo Domingo, hoy 19 de noviembre de 2018, a los 82 años, en la Diócesis Nuestra Señora de La Altagracia, Higüey.

Sus restos serán expuestos hoy lunes 19 de noviembre de 12:00 P.M. a 4:00 P.M. en la Parroquia Santa María Reyna (Higüey), de donde era párroco al momento de su deceso, y finalizará con una Eucaristía. Posteriormente será trasladado a la Basílica Catedral Nuestra Señora de la Altagracia, donde se realizará la misa de cuerpo presente a las 6:00 P.M. y cuyos restos estarán expuestos en capilla ardiente hasta las 12:00 de la noche.

Mañana martes 20 de noviembre se llevará a cabo la misa exequial de sepultura a las 10:00 A.M. en la Basílica Catedral Nuestra Señora de la Altagracia, donde será sepultado en la cripta de los Obispos.

Monseñor Pablo Cedano nació el 25 de enero de 1936 en la Sección Santana del Municipio de Higüey. El 2 de julio de 1967 fue ordenado presbítero en la Diócesis Nuestra Señora de La Altagracia, Higüey, donde se desempeñó como Vicario de Pastoral y Vicario General. Fue ordenado Obispo el 6 de julio de 1996, en la Catedral Metropolitana Santa María de la Encarnación, y nombrado Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo.

La CED y toda la Iglesia se une al dolor que embarga a la familia Cedano Cedano. Pedimos al Señor por el eterno descanso del alma de Mons. Pablo Cedano y el consuelo para sus familiares.”

3. Cardenal López Rodríguez Desde Santo Domingo
“Al enterarme del fallecimiento de nuestro querido e inolvidable Mons. Pablo Cedano, le escribo para presentarle mis sincerad condolencias, que le ruego transmitir a sus familiares y a la Iglesia que peregrina en la Diócesis de Nuestra Señora de la Altagracia que tanto amo Mons. Cedano.

En estos días estaré ofreciendo la Santa Misa por el descanso de su alma, con la confianza puesta en el Señor que le habrá concedido la recompensa a su entrega y fidelidad”. Con un fraterno abrazo,”

4. Monseñor Ozoria Desde Roma

“Siento mucho la partida de nuestro hermano Mons. Pablo Cedano. Y lo siento más porque no podré estar presente en sus exequias, pues estoy en Roma, por motivo de una asamblea de los obispos responsables del Colegio Pío Latino Americano. En este lunes 19, a las 7:00 P. M. Ofrecí la misa por él. Paz a su alma.”

5. Sociedad salesiana De su Superior en República Dominicana
“A pocas horas de partir hacia Cuba para cumplir con mis obligaciones como Provincial Salesiano de Las Antillas, he recibido la triste noticia del fallecimiento de S.R. R. Mons. Pablo Cedano, obispo auxiliar emérito de la arquidiócesis de Santo Domingo. Deseo expresarle a la Conferencia del Episcopado Dominicano, a través de su persona, mis condolencias y las de la Sociedad Salesiana por la partida a la Casa del Padre ese humilde e insigne prelado.

A mi parecer la Iglesia en República Dominicana ha tenido en la persona de Mons. Cedano un pastor humilde, lleno de celo por las almas y dedicado a la misión evangelizadora y a la formación del clero. Dios recompense con el descanso de los justos a este siervo fiel y cumplidor.

Elevamos al Señor nuestra oración en sufragio del alma de Mons. Pablo Cedano, al tiempo que imploramos de Dios y de la Virgen Santísima, bajo la advocación de la Altagracia, el don de pastores llenos de celo apostólico y de santidad para nuestro pueblo.
En la esperanza de Cristo Resucitado. P. Francisco Batista, SDB, Inspector.”

6. Papa Francisco
Desde el Vaticano “Recibida la triste noticia del fallecimiento de Monseñor Pablo Cedano Cedano, Obispo Titular de Vita, y Auxiliar Emérito de Santo Domingo, ruego a Vuestra Excelencia, que tenga la bondad de transmitir a sus familiares y a los fieles de esa Iglesia Particular, como también a los de su nativa Diócesis de Nuestra Señora de la Altagracia, el profundo pésame del Santo Padre, el cual, a la vez que ofrece sufragios por el eterno descanso del difunto prelado, les otorga con afecto la confortadora bendición apostólica, como signo de fe uy esperanza en el Señor Resucitado.

Cardenal Pietro Parolin Secretario de Estado de Su santidad
Con mi agradecimiento y cordial  saludo, Edgar Pena, Sustituto”.

Conclusión
CERTIFICO que los textos traídos en mi artículo “EN TORNO A LA MUERTE DE MONS. CEDANO” están todos citados literalmente.

DOY FE en Santiago de los Caballeros a los veintitrés (23) días del mes de noviembre del año del Señor dos mil dieciocho (2018).